Sistemas

Carola Hamelau – Sergio Bei

Fuente: http://www.wolkoweb.com.ar

“Com­bi­na­ción de par­tes reu­ni­das pa­ra ob­te­ner un re­sul­ta­do o for­mar un con­jun­to.

Ejem­plo: un sis­te­ma ner­vio­so, sis­te­ma pla­ne­ta­rio, etc.”

Dic­cio­na­rio En­ci­clo­pé­di­co La­rous­se (Gar­cía-Pe­la­yo y Gross)

El por­qué de un sis­te­ma

La cre­cien­te com­ple­ji­dad de los men­sa­jes a co­mu­ni­car, su­ma­da al sinnú­me­ro de fun­cio­nes que de­ben cum­plir las pie­zas de di­se­ño, ha­ce im­po­si­ble el he­cho de que una so­la de ellas pue­da cum­plir con to­dos los re­qui­si­tos, por esto se ha­ce im­pres­cin­di­ble dis­tri­buir los di­ver­sos re­cur­sos de la co­mu­ni­ca­ción en dis­tin­tos ele­men­tos grá­fi­cos.

Es­tos ele­men­tos de­ben te­ner en­tre sí al­go más que co­he­ren­cia, de­ben es­tar in­te­rre­la­cio­na­dos pa­ra que el efec­to co­mu­ni­ca­cio­nal que po­see ca­da uno co­mo uni­dad sea su­ma­do y po­ten­cia­li­za­do al ac­tuar las par­tes co­mo con­jun­to. Es­te ele­men­to de unión e in­te­rre­la­ción de pie­zas se­rá de­no­mi­na­do “programa” y a es­te con­jun­to de uni­da­des grá­fi­cas in­te­rre­la­cio­na­das lo lla­ma­re­mos “sistema”.

Si el “sistema” fun­cio­na co­mo tal, cual­quier mo­di­fi­ca­ción, sea és­ta for­mal o con­cep­tual, que su­fra cual­quier ele­men­to cons­ti­tu­ti­vo de és­te, re­per­cu­ti­rá en el res­to del sis­te­ma.

“Un sis­te­ma es más que una sim­ple su­ma de par­tes, son las par­tes, sus fun­cio­nes in­di­vi­dua­les y sus re­la­cio­nes in­trín­se­cas.” Karl Gerst­ner

Pa­ra en­ten­der me­jor es­tas de­fi­ni­cio­nes, re­mi­tá­mo­nos a al­gu­nos ejem­plos de la rea­li­dad: la pa­pe­le­ría co­mer­cial de una em­pre­sa es un Sis­te­ma. Ca­da una de sus par­tes (tar­je­ta, pa­pel car­ta, so­bre, fac­tu­ra, etc.) po­seen fun­cio­nes dis­tin­tas (pre­sen­ta­ción, so­por­te pa­ra men­sa­jes es­cri­tos, ad­mi­nis­tra­ti­vas, etc.) y por lo tan­to es muy pro­ba­ble que se di­fe­ren­cien en­tre sí por for­ma­to, ma­te­ria­li­dad, dia­gra­ma­ción, etc.

Pe­ro el con­jun­to pa­pe­le­ría, ade­más, tie­ne una fun­ción co­mún a to­das las pie­zas que lo cons­ti­tu­yen: co­mu­ni­car la iden­ti­dad del co­mi­ten­te, y es­ta fun­ción co­mún se tra­du­ce en la pre­sen­cia de ele­men­tos grá­fi­cos y con­cep­tua­les co­mu­nes a to­dos los ele­men­tos cons­ti­tu­ti­vos del sis­te­ma.

El pro­gra­ma que re­gi­rá a es­te sis­te­ma se­rá el con­jun­to de cons­tan­tes que po­de­mos ve­ri­fi­car en to­dos los ele­men­tos del mis­mo y las va­ria­bles (és­tas se cons­ti­tui­rán tam­bién co­mo cons­tan­tes de pie­za a pie­za, ya que se pro­du­ci­rán en igual gra­do a lo lar­go de to­do el sis­te­ma).

Cla­si­fi­ca­ción de los sis­te­mas

Los sis­te­mas pue­den ser cla­si­fi­ca­dos de acuer­do con su aper­tu­ra, ca­li­dad de su pro­gra­ma, etc. He aquí al­gu­nas de las cla­si­fi­ca­cio­nes ma­yor­men­te usa­das:

A. Según la com­ple­ji­dad

Sis­te­ma de ba­ja com­ple­ji­dad o “fa­mi­lia”

Es aquél cu­yo pro­gra­ma in­clu­ye cons­tan­tes y va­ria­bles de po­ca com­ple­ji­dad y cu­yas par­tes cons­ti­tu­ti­vas no son con­jun­tos de pie­zas (sub­sis­te­mas).

Ejem­plos: Una fa­mi­lia ti­po­grá­fi­ca, un sis­te­ma de pa­pe­le­ría, una se­rie de afi­ches, una co­lec­ción de li­bros, etc.

Al­gu­nos au­to­res sub­di­vi­den es­te ítem en:

Sis­te­ma de ba­ja com­ple­ji­dad uni­for­me: cons­ti­tui­do por par­tes de igual ti­po (un sis­te­ma for­ma­do en su to­ta­li­dad por afi­ches, una co­lec­ción de li­bros, un sis­te­ma de es­tam­pi­llas, un al­fa­be­to ti­po­grá­fi­co o pic­tó­ri­co).

Sis­te­ma de ba­ja com­ple­ji­dad mul­ti­for­me: cons­ti­tui­do por pie­zas de dis­tin­to ti­po. Ejem­plo: la ya nom­bra­da pa­pe­le­ría.

Sis­te­mas de al­ta com­ple­ji­dad, sis­te­mas de sis­te­mas o me­ga­sis­te­mas

Son aquéllos cu­yo pro­gra­ma in­clu­ye va­ria­bles y cons­tan­tes de gran com­ple­ji­dad o cu­yas par­tes cons­ti­tu­ti­vas son tam­bién sis­te­mas.

Ejem­plos: Un sis­te­ma de iden­ti­dad, un sis­te­ma se­ña­lé­ti­co, etc.

B. Según las ca­rac­te­rís­ti­cas del pro­gra­ma

De acuer­do con las ca­rac­te­rís­ti­cas del pro­gra­ma, los sis­te­mas grá­fi­cos pue­den ser cla­si­fi­ca­dos en:

Sis­te­mas for­ma­les

Son aqué­llos en los que las cons­tan­tes y las va­ria­bles del sis­te­ma se apo­yan, en ma­yor gra­do, en los as­pec­tos for­ma­les-grá­fi­cos de las pie­zas.

Sis­te­mas con­cep­tua­les

Son sis­te­mas cu­yo pro­gra­ma se apo­ya en el par­ti­do con­cep­tual de las pie­zas.

Sis­te­mas mix­tos

Son aquéllos en los cua­les el pro­gra­ma se apo­ya en cons­tan­tes y va­ria­bles tan­to de ti­po con­cep­tual co­mo de ti­po for­mal. De es­ta cla­si­fi­ca­ción, es­te úl­ti­mo pun­to es el más co­mún de en­con­trar, ya que por lo ge­ne­ral las cons­tan­tes y va­ria­bles for­ma­les tie­nen, o al me­nos de­bie­ra ser así, su co­rres­pon­dien­te en el or­den de lo con­cep­tual.

Según la fle­xi­bi­li­dad o aper­tu­ra del sis­te­ma

De acuer­do con la fle­xi­bi­li­dad de un sis­te­ma (y por lo tan­to de su pro­gra­ma) pa­ra in­cor­po­rar nue­vas par­tes cons­ti­tu­ti­vas, se los pue­de cla­si­fi­car en:

Sis­te­mas ce­rra­dos

Son aqué­llos cu­yos pro­gra­mas no acep­tan la in­cor­po­ra­ción de nue­vas pie­zas o que tie­nen una li­mi­ta­da can­ti­dad de in­cor­po­ra­ción de és­tas.

Sis­te­mas abier­tos

Sus pro­gra­mas po­seen va­ria­bles y cons­tan­tes lo su­fi­cien­te­men­te fle­xi­bles co­mo pa­ra so­por­tar que nue­vas par­tes le sean adi­cio­na­das al sis­te­ma.

Anuncios

Un pensamiento en “Sistemas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s